Reinventando el mercado de la música

Amie St

Hoy os traigo otro vivo ejemplo de que la música no se muere, ni siquiera como negocio. Lo único que está obsoleto es el modelo de negocio tradicional.

Se trata de Amie St, una tienda de música online un tanto peculiar. Como bien dicen en su web, a la gran mayoría de bandas no les preocupa que les “roben” su música (quizá sea porque no se la “roban” en ningún momento), sólo quieren que la gente la escuche.

Lo novedoso es el sistema de pago: cuando un artista sube una canción a Amie St, ésta es gratis. A medida que aumenta la popularidad aumenta el precio, si esta disminuye su coste lo hace también. Oferta vs. Demanda. El artista se lleva el 70% después de haber conseguido los primeros $5 (para cubrir gastos).

No se si será la tienda del futuro pero es desde luego una buena semilla.

Por si no fuera lo suficientemente atractiva por sí misma, segun compras bonos (utiliza un sistema de bonos a partir de $3, para evitar multitud de micropagos) obtienes puntos REC con los que puedes recomendar música a tus conocidos y, si la popularidad (y el precio) de la canción que recomiendes aumenta, recibes parte del beneficio (un 50% del aumento del precio)