Innovar en el momento preciso

Me pasa nacho un enlace interesante: Innovar en el momento preciso. Nada que no supiera ya, pero me quedo con la frase de Einstein Edison:

Albert Einstein Thomas Edison, un ejemplo de europeo que se adaptó como nadie a la mentalidad estadounidense, necesitó cerca de un millar de pruebas para conseguir que el filamento de tungsteno funcionase. Cuando alguien le recordó que había cosechado casi mil fiascos, replicó: “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de no hacer una bombilla”.

Actualización: fernando me corrige el estrepitoso error. No era Einstein sino Edison. Si es que las prisas son muy malas amigas.

3 pensamientos en “Innovar en el momento preciso

  1. Bueno, tu has copiado literalmente… y en un artículo que va de la importancia de equivocarse… a lo mejor han pensado en ver si veíamos la equivocación :-)

Los comentarios están cerrados.