El móvil simple

Jitterbug
El otro día en el debate posterior a las jornadas salió el tema de lo (según la opinión de más de uno) innecesariamente complejos que son los teléfonos móviles.

A través del blog de 37signals descubro a alguien que lo ha pillado. De hecho, han sido varios fabricantes al mismo tiempo, pero me quedo con la idea de samsung.

¿Qué tiene de diferente? Es grande — “tan grande que cuando estás llamando el auricular y el microfono se encuentran justo a la altura del orificio correspondiente de tu cabeza.”

También tiene grandes botones iluminados, un tipo de letra grande en la pantalla, una tecla sólo para encender/apagar, botones Sí/No, el número propio en una pegatina bajo la pantalla, y, cuando lo abres, escuchas — toma esta — el tono de llamada. ¿Te acuerdas de ellos?

Y acerca de la interfaz, no hay un sistema de menus ramificado. Cuando abres el teléfono, la pantalla dice: “¿Marcación por voz?” Si pulsas la tecla Sí, puedes decir “LLama a Jeff” para efectuar la llamada. Si pulsas no, puedes navegar por la agenda y pulsar Sí para llamar.

(Via: Jitterbug and the Cellphone Simplicity Derby)