De políticos y sentido común

No suelo tocar mucho el tema políticos, porque me parece que prácticamente son todos lo mismo. Menos una que es «especial». Pero cuando me tocan la cultura, no puedo callarme.

La propuesta central de la nueva ley consiste en prohibir la competencia entre librerías para ofrecer descuentos a los lectores. El Ministerio impondrá “el precio único de los libros –no fijo, porque los precios cambian con el tiempo–”. Calvo justifica la prohibición de la competencia en que con ello se quiere “proteger al libro y no tratarlo como una mercancía sometida a la ley de la oferta y la demanda”

(La noticia: Calvo quiere prohibir los descuentos a los libros para no convertirlos en “mercancías”)

Lo primero, ¿cómo alguien en su sano juicio propone la promoción de la lectura subiendo el precio? (subirlo y no permitir que baje es casi lo mismo, creo yo). Dudo mucho que el problema de la lectura radique en la competencia entre librerías.

Pero supongo que se apoya en lo segundo: «no tratarlo como una mercancía». ¿Y que carajo es un libro que se vende en una tienda? Si realmente quiere llegar a la idea profunda de la no mercantilización de la cultura, la salida pasa liberar el contenido y no por intervenir en el precio del continente.

El mayor problema que veo es que estas medidas son una solución a un problema indefinido. Cuando se quieren implantar medidas de mejora, es primordial saber cual es el problema, para saber qué arreglar.

¿Por qué no se lee? En mi caso, no soy un gran fan de la lectura. ¿O sí? Estoy suscrito a unos 70 blogs, y acabo leyendo unos 20 artículos diarios de media. Luego toda la documentación técnica necesaria para desempeñar mi trabajo (y la que leo por afición). De vez en cuando, también me hago con algún libro de diseño, marketing, y temas de los más variados. Pero me niego a leer novelas. Piqué con El señor de los anillos y El codigo da Vinci, aunque no me arrepiento.

Simplemente, prefiero gastar el tiempo en algo más útil. No me refiero a útil en el sentido de “sólo leo cosas de informática”, sino que útil, para mi, es algo que me enseñe, que me traiga ideas nuevas, que cambie las viejas, que me haga pensar. Para todo lo demás me quedo con el cine (aunque cada vez me inclino más hacia el formato serie de TV)

4 pensamientos en “De políticos y sentido común

  1. Las novelas no sólo se restringen a los best-sellers de los últimos 5 años. Tienes grandísimas obras escritas desde hace miles de años, sólo necesitas encontrar la que mejor te encaje :) También tienes teatro y poesía para leer, ensayos y textos muy famosos…
    Dependiendo de los blogs, no es muy bueno leer sólo eso jajaja
    Por cierto, yo también me niego a leer a Dan Brown. “El código Da Vinci” no me lo leí, y tampoco pienso. Si veo la película, que de gracias 😛

  2. No hay que vituperar ese género literario, hay novelas que te enseñan sobre lugares, sobre psicología, sobre la vida, sobre pensamiento, historia… Es cultura, al fin y al cabo, hasta en “El Código Da Vinci” hay cultura, a pesar de los puristas.

    Respecto a la nueva ocurrencia de Carmen Calvo… es lo que me faltaba por oir. Ojalá los libros costaran a euro, seguro que todos leíamos más.
    Un saludo

    http://www.raultristan.com

  3. Como dice Dani, en todos los géneros hay grandes obras.
    Yo sí que leo novelas, pero aplicando un criterio de selección muy exigente.

    Novelas como La conjura de los necios o 1984 (entre otras muchas) son de las que te traen ideas nuevas, te cambian las viejas y te hacen pensar.

  4. Hombre, la verdad es que lo de “me niego” ha quedado mas exagerado de lo que es. 1984 la he leido, asi como tantas otras. Pero no es mi aficion.

    Esa y otras (que hay que encontrar de forma tan “exigente” como dices) entran dentro del campo del aprendizaje, tienen un fuerte mensaje. Con el cine pasa lo mismo. Puedes ver cosas como “El club de la lucha”, que lejos de ser una panda de tios que se dan de leches transmite un mensaje mucho mas profundo, o cosas como “Alatriste” que no deja de ser un “cuento”. Te puede entretener, pero poco mas.

    Ahora resultara que por abrir la boca, Alatriste sera mas profunda que 1984 y “Un mundo feliz” juntas 😛

Los comentarios están cerrados.