Querido diario…

Estoy muy feliz. Estoy escribiendo desde mi nuevo puesto de trabajo, aunque oficialmente empiezo el lunes. ¡Viva la tranquilidad de Patrimonio Industrial!
Ya me he instalado el Mozilla y los botoncitos del delicious, así que ya estoy como en casa (en casa de Koke, claro, que yo sigo en la edad de piedra, sin red de redes).

¡Hola Koke! Saluditos a todo Warp