Y ¿quién quiere llevar un traje?

suit.jpgYo no, desde luego. Me he encontrado por casualidad con alguien que lo expresa mucho mejor que yo:

Yo no odio los trajes, simplemente no se me ocurre ninguna buena razón por la que alguien pudiera querer llevar un traje.

[…]

Entiendo que alguna gente pueda pensar que el hecho de llevar traje les otorgue cierto estatus. Les da confianza. Les ayuda a sentirse bien consigo mismo. Dejadme que sea el primero que os cuente que si necesitáis un traje para ganar auto-confianza, estáis en problemas. El momento en el que abráis la boca, toda esa gente que pudiese opinar que lleváis un gran traje, se olvidarán de él y tendrán que tratar con la persona que lo lleva

Mi principal problema, es que los trajes de hombre me resultan idénticos los unos a los otros. No los veo apropiados…

  • …para trabajar porque son incómodos, porque entrar con traje en un vagón de metro lleno de gente trajeada tiene que ser deprimente (soy una ovejica más), porque digan lo que digan no me parecen elegantes
  • …para visitar a un cliente porque si bien es cierto que más de uno ni te escucharía con tu camiseta puesta, el hecho de llevar un traje te acerca al resto del montón, además de esconder tu verdadera identidad (tanto personal como empresarial), y eso es engañar a la gente
  • …para celebraciones porque los únicos motivos para hacerlo que se me ocurren son por tradición o ganas de impresionar. Si es lo primero, no se puede argumentar en contra (ya que el argumento a favor es porque siempre se ha hecho así). Si es lo segundo, ¡busca algo original!

Después de quitarme esta espinita, decir que no poseo ningún traje y no recuerdo que nadie aún me haya mirado mal por ello.

Todo esto viene de Why I Don’t Wear a Suit and Can’t Figure Out Why Anyone Does ! via Mark Cuban on “the suit”

6 pensamientos en “Y ¿quién quiere llevar un traje?

  1. Tengo un traje, lo uso en actos sociales, y no por tradición, sino por variar.
    Me paso la vida con vaqueros y camisetas (además, en mi trabajo no sólo se me permite, sino que, además, me da credibilidad), y, por extraño que parezca, en esos actos me apetece llevar traje.

  2. Pero me juego lo que quieras a que tú ni una vez al año te pondrías un traje (y un chandal poquito también, que las prendas tan definidas no son lo tuyo). Ahora que caigo, tampoco usas vaqueros…lo tuyo va a ser el nudismo. 😉

  3. Ya lo sé, ya. Ese cuerpecito serrano tengo que cuidarlo que es un caprichín 😉

    Tu y yo siempre nos hemos llevado bien porque tenemos muy buen gusto ;P

    Bueno guapísimo a ver si nos visitais más en amedias y os recuerdo que teneis que visitarnos en persona.

    Muchos besitos

Los comentarios están cerrados.