Camino a la empresa 2.0

Enrique Dans

Hoy se hablaba de la acercar la empresa a la web 2.0, o al revés, es difícil de decir. La charla de Enrique Dans ha sido amena e interesante.

Una reflexión que me ronda desde hace un rato acerca de la web 2.0 y la empresa: se ha hablado mucho de intentar que la empresa comprenda el fenómeno social que implica la web 2.0 para ser capaces de utilizarla como medio de comunicación con los clientes-usuarios. Creo que no es mala idea, de hecho lo veo como el paso lógico a dar. Sin embargo, creo que se debería ir un paso más allá y adoptar la filosofía y no sólo el medio.

  • Generación de ideas. Todo lo que se puede inventar no está inventado, ni de lejos. Cuanta más gente participe colaborando con ideas, más posibilidades habrá de encontrar una idea brillante. Un ejemplo de entre tantos de contenido ideas generadas por el usuario empleado:

    Dos mecánicos de American Airlines no estaban muy cómodos con la idea de desechar brocas de $200 una vez que se gastaban un poco. Así que reutilizaron algunas piezas viejas de una aspiradora y un motor de un proyecto de ciencias y construyeron “Thumping Ralph.” Es esencialmente un afilador de brocas que les permite alargar la vida de cada broca. El ahorro, según la empresa: alrededor de $300.000 al año.

    Y este es solo un caso entre miles, que pueden pasar desapercibidos a diario. Todo el mundo lleva un pequeño genio dentro, solo que algunos necesitan que alguien insista en sacarlo a la luz

  • Selección. Supongo que todo el mundo cree tener razón. Quizá es por eso que muchos empresarios crean que ellos son capaces de tomar todas las decisiones porque tienen visión de negocio. Es cierto que muchos empleados no tendrán una visión comercial o de negocio, pero seguro que son capaces de diferenciar una estupidez de algo relativamente sensato. Y además, suele agradar que alguien pida tu opinión, con lo que aumentamos la moral
  • Colaboración. Una vez que tenemos estas flujos de ideas, se crea de forma casi automática un gran espíritu de colaboración. En el momento en que la gente se siente valorada por lo que está haciendo y ve que sus ideas pueden llegar a buen puerto, se pierde el miedo a la colaboración. Todos están en el mismo equipo. La industria competitiva del siglo XX está dejando paso cada vez más a estructuras de colaboración, no sólo internas sino entre distintas empresas. Love is the Killer App
  • Espíritu de comunidad. No solo el concepto de web 2.0 se entremezcla con el de software libre, sino que la empresa 2.0 se mueve hacia el mismo camino: crear comunidad. Comunidad dentro y fuera de la empresa. Compartir conocimiento como motor de la innovación empresarial

Al hilo de la última charla: es obvio que estamos rodeados de leyes obsoletas y absurdas sobre propiedad intelectual e intentos de control sobre la red. Me pregunto, si la empresa sigue el camino 2.0, ¿cuántas leyes quedarán obsoletas en los próximos 10 años? ¿Veremos el fin de las patentes? ¿Qué pasará con las marcas? La respuesta… la escribo luego

Hoteles que innovan

Cada vez estoy más convencido de que las grandes innovaciones son las que menos se perciben, al menos directamente. Esa clase de detalles que, si no estuvieran nos irritarían más o menos, pero que pasan desapercibidos cuando las cosas simplemente funcionan.

No molestar
Foto de escapist

La semana pasada, durante el Fundamentos Web me alojaba en el Hotel Tryp Rey Pelayo. Es uno de esos hoteles en los que tienes una tarjeta para abrir la puerta, y además tienes que introducir la tarjeta en una rendija para que se encienda la luz de la habitación.

La segunda noche me di cuenta de que encima de cada puerta había una luz de color verde que se apagaba en el momento que introducías la tarjeta para encender la luz interior. Una manera muy ingeniosa de evitar ser molestado por la mañana sin tener que recurrir a los típicos carteles de No Molestar.

iStalkr: el cotilla de la red

Esto era algo que tenía pensado hacer un día de estos hasta que lo encontré ya hecho. Como algunos sabréis, se me puede considerar uno de esos enfermos que tienen que probar todo servicio web 2.0 que se les pasa por delante. Entre del.icio.us, last.fm, twitter, flickr, youtube, los blogs y demás sitios varios, nuestra presencia online se ve bastante diluida.

iStalkr

iStalkr timeline

iStalkr details

iStalkr nos permite agrupar nuestra presencia en todos estos servicios y mostrarlo todo en una sóla página. Si queréis seguirme de cerca: koke.rss RSS.

Encuentra a tu niño perdido con una memoria USB

Todo comienza con un curioso artículo de Daily Cup of Tech acerca de como hacer que tu memoria USB pida ayuda. Se trata de un sencillo programa que al conectar dicha memoria a un ordenador se ejecuta y muestra un mensaje:

Me he perdido y a mi dueño le gustaría recuperar sus datos.

Por favor, devuélveme a:
…(dirección)…
…(teléfono)…
Recibirás una memoria el doble de grande como agradecimiento

Hasta aquí parece una buena idea. Pero un lector más avispado todavía pensó que no sólo era útil para eso sino que colgó una de estas al cuello de su hijo en su viaje a Disneyworld. El niño se perdió, alguien lo encontró, vio la memoria, se la entregó al guardia de seguridad y llamaron al padre. Gracias a esto, el niño sólo estuvo perdido 13 minutos

[via: Find your lost child with a USB drive]
[fuente: DCoT Helps Find Lost Child]

Los nuevos anuncios

Este me ha parecido genial. Parece un anuncio de compresas en japonés, pero lo importante está en los subtítulos, que traduzco más abajo

“Lee los subtítulos con atención”
“Tu jefe y tus compañeros creen que simplemente estas viendo un vídeo”
“Muy inocente, pero no lo es”
“Este vídeo es una tapadera”
“para preguntarte discretamente si aún estás satisfecho con tu trabajo”
“Porque quizá tengas la sensación”
“de no estar en el lugar adecuado”
“de querer obtener más de tu trabajo”
“Así que, ¿sientes que necesitas un nuevo reto?”
“Entonces visita Senses.be”
“Senses.be – a la caza de profesionales de la comunicación”
“Ah, el anuncio casi ha terminado”
“Sonríe mientras niegas con la cabeza”
“Y murmullas algo como:”
“¡Qué anuncio tan cutre!”

[Via: Senses]